¿Por qué hacemos cosas que no nos gustan?

Si no puedes encontrar paz en ti, nunca la encontrarás en los demás. – Marvin Gaye –

¿Por qué aceptamos situaciones que no nos gusta?

Tony Robbins suele decir:

Tu vida es un reflejo de tus estándares, o de lo que estás dispuesto a tolerar.

La mayoría de personas estamos dispuestas a tolerar relaciones insanas, situaciones económicas de escasez y trabajos que odiamos. Si no fuera así, si no las toleráramos, esas cosas no estarían en nuestra vida.

Esto es algo que he aprendido hace muy poco y que nunca antes me había planteado de esta manera. En mi opinión personal, creo que viene de un círculo vicioso, y que se ve desencadenado por la suma de diferentes acciones (o la carencia de ellas). 

Te las cuento a continuación:

1. Falta de asumir responsabilidad

Es más fácil decir que trabajo en una empresa que me esclaviza durante 10 horas al día, pero que necesito para ganar experiencia laboral y así acceder a un trabajo mejor remunerado (que me explotará las mismas horas o más), que aceptar que eso es lo que YO he buscado y escogido de manera voluntaria.

El precio de la grandeza es la responsabilidad. – Winston Churchill –

2. Paralización por miedo

Los miedos nos paralizan, y nos hacen crear miles de excusas que nos mantienen ocupados y seguros en donde estamos.

I’ve learned that fear limits you and your vision. It serves as blinders to what may be just a few steps down the road for you. The journey is valuable, but believing in your talents, your abilities, and your self-worth can empower you to walk down an even brighter path. Transforming fear into freedom – how great is that?. – Soledad O’Brien – 

3. Confianza

Muchas veces las excusas nacen con el fin de evitar lanzarnos hacia el peligro. Dejarse las excusas significa enfrentarnos a los miedos, a nuestros temores, y a nuestras debilidades. Si no estamos preparados, si no confiamos en nuestras posibilidades, no seremos nunca capaces de cambiar las cosas del mundo que no nos gustan, y viviremos siempre en modo VÍCTIMA DEL ENTORNO. Esto es una mierda, pero es mucho más fácil que aceptar la realidad.

4. Inversión en uno mismo

La falta de confianza hay que trabajarla, pero crecer y sentirnos preparados para el cambio ayuda.

Si no invertimos en nosotros, si no somos capaces de gastar dinero en nuestra formación y crecimiento, nos estamos diciendo y mandando la señal de que no somos dignas de confianza.

Es una forma de dar por sentado que no somos suficientemente buenas en algo, ni dignas de mejora.

Si consideras que hay algo que quieres aprender o mejorar de tu persona, gasta dinero en ello, porque no hay nada más valioso que tú misma. Demuéstrate que eres válida y digna, creételo, y tu cerebro empezará a aceptar que eres capaz de todo lo que te porpongas.

 5. Victimismo y falta de autoconsciencia

Ser consciente de todo esto es el primer paso.

Ahora soy consciente que cuando estaba en un trabajo que no me gustaba y que me explotaba, era decisión mía, que estaba faltando a mis valores, pero me excusaba dando por sentado que la culpa era de la empresa. Ser la víctima me eximía del hecho de estar faltándome a mi misma, y del poco respeto que profesaba a mi cuerpo, a mi alma y a mi mente.

Además, al no ser responsable y no tener el control de la situación, no tenía por qué actuar y tomar decisiones. Estaba cómoda con mi desgracia y mi pena.

Por eso, una vez somos conscientes de que no estamos actuando en línea con nuestros objetivos, cuando sentimos un nudo en nuestro pecho que nos indica que algo no va bien, debemos pensar y movernos en la dirección correcta.

Nunca es tarde

Es una pena que la vida nos tenga que poner piedras para que caigamos de bruces antes de darnos cuenta de nuestros errores. También es una pena tener que perder algo importante (el trabajo, la salud,…) para decidir hacer un cambio que nos acerque a nuestras metas.

Aún estoy buscando mi camino, pero sé que no es en una oficina haciendo trabajo mecánico durante 8 horas al día.

Mi mente aún no sabe lo que le corresponde hacer, pero trabajando en mi persona, sé que si algo no me emociona, si no me pone nerviosa, si por el contrario solo me crea indiferencia, me da un pinchazo en el pecho, o me entra dolor de estómago (esa es la seña de mi cuerpo indicando que algo no va bien), entonces regulo y sigo buscando.

La ruta más fácil hacia nuestros objetivos no siempre es la correcta, de hecho, quizás esa ruta solo nos lleve a objetivos más sencillos, que no son los que buscábamos pero que son más fáciles de alcanzar y por tanto nos sirven.

Nos asusta lo desconocido, no tener un plan, el miedo de lanzarse a algo sin saber qué nos deparará, pero tenemos una guía en el pecho que sabe más de lo que le dejamos contar.

 

¿Y ahora qué? La estrategia del Ser-Hacer-Tener

Hay una historia que me gusta mucho.

Habla de un profesor de universidad que prometió a sus alumnos contarles el secreto para ligar con cualquier chica que quisieran, incluso con esas para las que ellos creían no estar a la altura. Para que eso sucediera, el único requerimiento era llegar puntual a sus clases durante todo el semetres y prestar atencióna la asignatura.

Llegado el momento de desvelar el secreto que estaban esperando, el profesor empezó preguntándoles por el tipo de chico que esas chicas buscaban.

Todos contestaron con la descripción del que consideraban era el tipo ideal: un chico guapo, atlético y buen estudiante. El profesor entonces les contó el secreto, que en resumidas cuentas era: convertíos en el chico con el que esa chica que os gusta saldría.

“Simple” como eso.

Si quieres conseguir algo, conviértete en el tipo de persona que obtiene esos resultados. Si quieres ser una gran empresaria, piensa y actúa como una de ellas, copia a alguien que ya lo sea. Conviértela en tu modelo a seguir.

Debes ser y hacer para tener. Es decir, debes actuar como la persona que admiras, imitar su comportamiento (ser), e imitar y realizar las mismas acciones (hacer) para tener eso mismo.

No podemos envidiar al deportista de élite que gana millones al año, cuando no estamos dispuestas a ejercitarnos todos los días, durante horas, y a sudar sangre para llegar a su nivel.

Nada que merezca la pena viene regalado.

If it wasn’t hard, everyone would do it. It’s the hard that makes it great. – Tom Hanks –

5 Comentarios

  1. Laura

    ¡Cuánta razón en una dosis tan pequeña! Súper interesante este artículo, es que nos quedamos en el victimismo, que es muy cómodo, y que alguien se atreva a sacarnos de ahí…
    Un abrazo desde Alicante

    Responder
    • Sofia

      Gracias por tus palabras Laura! 🙂

      Responder
  2. Virginia

    Hola Sofia.
    ¿Por qué aceptamos situaciones que no nos gustan? por infinidad de cosas incluidas el miedo al cambio de las situaciones, el miedo hacia las reacciones de los demás y nuestro propio miedo a no saber como actuar.
    También es una pena tener que perder algo importante (el trabajo, la salud,…) para decidir hacer un cambio que nos acerque a nuestras metas, aunque también encontrar el equilibrio es una buena opción como.
    A veces pequeños pasos nos acercan mas que cuando no nos estábamos moviendo.
    Saludos

    Responder
  3. Adriana

    Hola Sofía! La razón de porqué aceptamos situaciones que no nos gusta esta evidentemente dentro de nosotros. Nuestras creencias, experiencias, miedos y bloqueos y que como muy bien dices puede pasar por una falta de responsabilidad aunque también de consciencia. Me apunto al comentario de Virginia, pequeños pasos son aquellos que nos acercan a nuestra meta. Una maratón se empieza con un primer paso. Un abrazo

    Responder
  4. Tania

    Hola Sofía, que tal?! Me ha gustado mucho tu artículo de porque a veces aceptamos situaciones que no queremos. Esto lo veo mucho con mis clientes, que soportan muchas cosas en su empleo o están en una situación donde no quieren estar, pero se les dificulta pasar a la acción la mayoría de las veces por el miedo o la falta de confianza en uno mismo.

    Aunque también es cierto que a veces no pasamos a la acción por la falta de responsabilidad. Si hay algo que no nos gusta de nuestra vida nos corresponde a nosotros tomar acción y cambiarlo.

    Un fuerte abrazo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que pueden interesarte

Propósito de año: objetivos sprint Todo parece imposible hasta que se hace. - Nelson Mandela - ¿Por qué plantearse objetivos? Los objetivos ayudan a poner foco, a tener un propósito y a forzarse para crecer y avanzar en la dirección deseada. No deben verse como...

El secreto de la productividad

El secreto de la productividad

El secreto de la productividadPuedes hacer de todo, pero No Todo. - David Allen -El secreto de la productividad Somos mucho más simples de lo que creemos, pero nos empeñamos en complicar nuestra vida y en entender la productividad como llenar nuestro horario de...

Descubre cómo organizarte mejor

 

Deja de postponerlo todo y empieza ya a cumplir tus sueños y disfrutar de tu tiempo. Suscríbete y descárgate la Guía y plantilla excel para aprender a ordenar tus prioridades.

Guía y plantilla excel para aprender a ordenar tus prioridades

 

Descubre el mejor sistema para organizar tu semana y cuidar de tí. ¡Disfruta de tu tiempo sin ser una esclava del reloj!

*

¡Gracias, te has suscrito correctamente!