Propósito de año:

objetivos sprint

Todo parece imposible hasta que se hace. – Nelson Mandela –

¿Por qué plantearse objetivos?

Los objetivos ayudan a poner foco, a tener un propósito y a forzarse para crecer y avanzar en la dirección deseada.

No deben verse como una obligación, sino como un compromiso personal con una misma, tomado por decisión propia y por respeto hacia nosotras. El respeto a una misma consiste en adherirse a un objetivo, a un plan, y en recordar por qué queremos hacer dicho “esfuerzo”.

 Pongo “esfuerzo” porque nuestra vida no debería serlo, aunque eso no quita que muchas veces la motivación falte y debamos tirar de otros recursos.

Los objetivos sprint

Los objetivos sprint nos acercan a objetivos mayores, pero no deben ser exageradamente grandes. No demasiado grandes ni pequeños, sino manejables y alcanzables. Se recomienda tener entre 3 y 5 objetivos, ya que se trata de poner nuestras energías y foco en alcanzar dichos objetivos en un periodo de 3 meses.

 

Consejos para definir objetivos sprint

 1. Ten siempre presente el por qué te planteas cada objetivo. Stephen Covey llama a esto: comenzar con un fin en mente.

2. Al principio de definirlos no contarás con toda la información. Recuerda que tu planificación es una estimación, pero tienes que estar abierta a los cambios.

3. Es importante ser flexible para cambiar, modificar y sustituir objetivos as life happens”, es decir, conforme la vida avanza y se da. Cambiar de prioridades también es normal.

4. No te conviertas en esclava de tus objetivos, recuerda por qué te los has marcado, y que están ahí para servirte a ti, para que tú avances.

5. Asegúrate que sean realistas. Cuando los definas, sigue la estrategia de objetivos SMART. Es decir, define objetivos que sean específicos, medibles, alcanzable, realistas y que estén fijados en un periodo de tiempo.

6. No te obsesiones con el éxito. A veces el éxito es algo diferente a lo que te habías planteado en un primer momento.

7. Si algo no avanza como te gustaría, es que quizás la estrategia que estás utilizando para conseguir tus objetivos no es la más adecuada. A veces no se trata de cambiar el objetivo, sino de modificar la estrategia a seguir.

8. Utiliza la información que ya tienes sobre ti para establecer tus objetivos. Si alguna vez has medido tus logros anteriores, tus tiempos y tus ciclos, te servirán para marcar tus nuevos objetivos. Por ejemplo, si quieres ir al gimnasio 6 veces a la semana pero ya lo has intentado y no logras más de 3 días, analiza si te sientes sana y en forma con esos 3 días, y reajusta tu objetivo a mantener esos 3 días o como mucho, aumentar uno más.

9. Si acabas muy cansada después de un sprint, puedes darte tiempos de descanso antes de comenzar el siguiente. Recuerda que es tu vida y lo haces por ti.

¿Cómo mantenerte constante con tus objetivos?

Tres meses es un periodo de tiempo relativamente corto, pero suficientemente largo para que abandones o pierdas el ritmo, así que, ¿cómo hacemos para mantenernos constantes en la persecución de nuestros objetivos?

1. Divide tus objetivos trimestrales en mensuales, los mensuales en semanales, y crea tu agenda diaria.

Parece mucho trabajo pero realmente no es tanto. La primera vez siempre se tarda algo más, pero teniendo claro cuál es el fin, las tareas se marcan con facilidad. Si tienes claros tus objetivos a 3 meses, puedes crear un plan que te acerque cada mes un poco más al objetivo último.

Para la planificación semanal puedes usar el domingo por la noche o hacerlo el lunes al empezar el día. Esto depende de tus ciclos. A mi me gusta planificar los objetivos de la semana el domingo por la noche, y también aprovecho para planificar las tareas del lunes. El resto de la semana planifico el día por la mañana, después de hacer yoga, meditar y escribir mis agradecimiento. Ese es mi ritual.

2. No siempre será posible cumplir con todo, porque somos humanos y siempre surge algún tema externo que necesitamos atender. Por eso, al final del día marca las tareas logradas. Revisa al final de la semana lo que ha quedado pendiente. Eso te ayudará a saber a qué debes darle prioridad la semana siguiente, y sobre todo a organizar tus tiempos un poco mejor.

3. No fuerces la máquina. Recuerda que sólo hay una de tu clase, y que si descuidas tu salud, vas a tener que parar a la fuerza quieras o no. Cada día debes tener tiempo para ti, es indispensable para que tengas la energía y motivación de cumplir con tus propósitos.

4. No abarques demasiadas cosas. Subestimamos lo que somos capaces de hacer en un año y sobre estimamos nuestras capacidades en 1 mes. Recuérdalo cuando te pongas objetivos.

5. Respétate y prémiate. Te lo mereces.

Aunque se llame sprint, no es una carrera de velocidad. Tres meses dan para mucho, así que respétate y date descansos. Plantearse objetivos no consiste en volverse loca organizando cada tarea y cada hora de tu día.

6. Encuentra a alguien con quien compartir tus objetivos. Tu “partner in crime” puede ser un amigo, un familiar o la comunidad de Pequeñas Dosis. Se trata de alguien a quien rindas cuentas, que sepa que estás avanzando y con quien no quieras “quedar mal”. Este punto es sin duda el que mejor funciona, y yo lo utilizo.

De hecho, te voy a compartir cómo organizo yo mi sprint y cómo reviso el último.  Si quieres que te lo desglose entero, puedes decírmelo en los comentarios, y así te estarás convirtiendo en mi “partner in crime” 😉

Creando objetivos SPRINT paso a paso

Los objetivos trimestrales los suelo dividir en 4 pasos, que te explico a continuación.

1º. Rueda de la vida.

Antes de establecer objetivos me gusta analizar cómo me encuentro en las distintas áreas de mi vida. La rueda de la vida puede estar compuesta de las áreas que tú decidas. A mi me gusta que incluya:

  • Desarrollo/crecimiento personal. Este punto incluye todo lo que esté relacionado con aprendizajes, lectura, formaciones, charlas, documentales…
  • Espiritual. No necesariamente religioso, sino que consiste en la introspección personal, meditación, hacerse preguntas…
  • Negocios/estudios. Esta es la parte de trabajo, emprendimiento, o estudio en caso de estar haciendo una carrera.
  • Finanzas. Economía personal, ahorros, inversión.
  • Salud. Engloba salud física y mental.
  • Contribución. ¿Qué valor aportas a la sociedad? ¿y a la naturaleza? ¿respetas el medio ambiente? ¿colaboras en alguna sociedad sin ánimo de lucro?

 A continuación te dejo mi rueda de la vida a fecha 31 de diciembre de 2019:

2º. Análisis PASADO

¿He cumplido mis objetivos?

Esta es la primera pregunta que me hago antes de comenzar a planificar objetivos, puesto que necesito saber qué pasa con lo que ya había planificado los 3 meses anteriores.

Si es la primera vez que los escribes, igualmente puedes pensar en aquellas cosas que te planteaste hacer, y anotar al lado si lo has logrado o no.

Si lo has logrado, ¡felicítate! y si no lo has logrado, entonces toca preguntarse los motivos.

¿Por qué no he logrado “x” objetivo?

Me gusta analizar cuando las cosas “salen mal”, porque me ayuda a ver el aprendizaje y mejorar para la siguiente planificación.

En mi caso, estos últimos 3 meses no he logrado cumplir algunos de mis objetivos, y los motivos han sido los siguientes, puede que en tu caso sean otros:

  1. Me he marcado objetivos demasiado altos. Por eso, en mis siguientes 3 meses reduciré expectativas.
  2. Han aparecido nuevas prioridades. Esto hace que no sea un fallo, sino el discurrir normal de la vida, y que haya conseguido otros logros igualmente importantes.
  3. He tenido que pivotar. No siempre usamos la estrategia correcta para alcanzar un objetivo, y cambiarla a tiempo, también es una victoria.

3º. Observación del PRESENTE

¿Con qué objetivos me siento mejor?

Es importante analizar, a fecha de hoy, qué objetivo te ha proporcionado mayor felicidad, cuál se ha vuelto más relevante para ti y por qué. ¿Cómo te hace sentir? ¿Cómo influye a tu alrededor? ¿Afecta positivamente a otras áreas de tu vida?

¿Hay algo en esa misma línea de acción que puedas continuar haciendo para seguir disfrutando de ese sentimiento? ¿Puedes sustituirlo por otros objetivos que no te hacían sentir igual de bien?

En mi caso, la constancia haciendo deporte es sin duda la energía que mueve mi día. También es importante mi rutina de mañana. Son mis éxitos más importantes, porque aunque no siempre logro cumplirlos, el tenerlos presente me ayuda a navegar los días donde las emociones me superan.

4º. Marco los objetivos a FUTURO

Comienza con tus valores. 

Cuando me marco objetivos, siempre destaco mi gran prioridad: AUTORESPETO.

Respetarme y no forzarme, para mi es primordial. Yo voy por delante de mis  objetivos. Sin mi, no hay objetivos que cumplir, y por tanto, mi salud y yo vamos por delante de cualquier otra prioridad.

Por eso, en mis objetivos siempre dejo un hueco para la salud, para mantenerme en forma y para sanar a nivel físico y emocional. Te invito a que hagas lo mismo.

A continuación, utilizo mi rueda de la vida para ver qué áreas tengo más descuidadas y  en cuáles quiero trabajar.

Recuerda también tener presente aquellos objetivos que ya te estableciste y que más feliz te hicieron sentir para poder seguir avanzando en ellos.

Por ejemplo, dedicarle tiempo a Pequeñas Dosis e ir cumpliendo mis propósitos con este proyecto me llena de felicidad, y es un objetivo que quiero mantener en mi lista.

 

Y tú, ¿Qué quieres conseguir en tu sprint de 3 meses?

¿En qué áreas de tu vida necesitas foco?

 

Ps. Si quieres saber más sobre mis objetivos sprint, ¡déjamelo en los comentarios!

Descubre cómo organizarte mejor

 

Deja de postponerlo todo y empieza ya a cumplir tus sueños y disfrutar de tu tiempo. Suscríbete y descárgate la Guía y plantilla excel para aprender a ordenar tus prioridades.

Otros artículos que pueden interesarte

El secreto de la productividad

El secreto de la productividad

El secreto de la productividadPuedes hacer de todo, pero No Todo. - David Allen -El secreto de la productividad Somos mucho más simples de lo que creemos, pero nos empeñamos en complicar nuestra vida y en entender la productividad como llenar nuestro horario de...

¿Eres una persona multipotencial?

¿Eres una persona multipotencial?

¿Eres una persona multipotencial?Hay dos elecciones principales en la vida: aceptar tu situación actual, o aceptar tu responsabilidad para cambiarla. - Denis Waitley -Mamá, de mayor quiero ser DE TODO No sé si esto que voy a contar es compartido por más personas...

2 Comentarios

  1. Vicky MG

    ¡Hola Sofía!
    Qué buen artículo, me ha encantado. También vi el vídeo de Steven Covey que mencionas y me inspiró un montón.
    Tenemos rutinas muy parecidas (menos en lo de las mañanas, que a mí aún me cuesta tener rutinas tranquilas). Yo también me hago el plano de situación de la semana los domingos por la tarde. Tengo una agenda que echa humo, ahí apunto todo y al final del día reviso lo que he terminado y reasigno hueco en otro día para lo que no ha podido ser. Intento marcarme cada día objetivos realistas, siempre calculo el tiempo un poco por lo alto (porque suelo tener en la recámara algún “si me da tiempo además hago XXXX”).

    A veces fuerzo un poco la máquina, porque me cuesta en ocasiones decir que NO. Es algo de lo que soy consciente y en lo que estoy trabajando; pero a veces todavía me embarco en berenjenales porque me pilla de sorpresa. Y como lo sé intento siempre dejarme un huequito para este tipo de “imprevistos” y programarme las tareas que realmente creo poder cumplir contando con alguno de esos imprevistos.

    Lo de respetarme y premiarme es algo que poco a poco voy incorporando a mis rutinas, y tengo que decirte que me encanta. No sé por qué no lo he hecho antes. Y tengo vari@s “partner in crime” según área de mi vida u objetivo; tú eres una de ellas, en la END eres para mí un apoyo fundamental por el que estoy súper agradecida.

    Responder
    • Sofia

      ¡Pero qué bonita que eres Vicky! Yo creo que te organizas fantásticamente 😉 Por supuesto, la mejora y el crecimiento sigue ahí, sino que aburrido sería que ya fuéramos perfectas, ¿no? A mi también me cuesta decir que no. A veces me comprometo tanto con los demás que me olvido de mis propias necesidades. Esa autoexigencia tengo que trabajarla y en ello estoy. Ser consciente es parte importante y desde ahí voy dando pasitos y pasitos hacia el FLUIR. Esa palabreja nos la vamos a terminar tatuando, ya verás tú 😛

      Un besazo enorme, y gracias por ser parte de todo esto, yo también te veo como una partner in crime 😀

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía y plantilla excel para aprender a ordenar tus prioridades

 

Descubre el mejor sistema para organizar tu semana y cuidar de tí. ¡Disfruta de tu tiempo sin ser una esclava del reloj!

*

¡Gracias, te has suscrito correctamente!