mujer en el bosque explorando

Síndrome del explorador

En este artículo...

¿Sabes qué es el síndrome del explorador y cómo influye en la personalidad? ¿Eres una persona que necesita estar en continuo cambio y aprendizaje? ¿Cuando tu vida se vuelve rutina necesitas escapar?

En los últimos años he descubierto bastante similitud entre la multipotencialidad, que no deja de ser una característica de la personalidad, y el síndrome del explorador, algo que los psicólogos han podido identificar y etiquetar.

¿Qué es el síndrome del explorador?

El síndrome del explorador consiste en la necesidad de la persona de explorar continuamente nuevos horizontes, conocer a otras personas, experimentar aventuras y vivir retos… Hablamos de personas que necesitan variedad y novedad, que están en continuo movimiento y que se sienten cómodas pasando a la acción.

El síndrome del explorador se utiliza para referirse a aquellas personas que son incapaces de hacer siempre lo mismo, a las que la rutina desespera y que necesitan estimulación constante con nuevas aventuras.

Para estas personas la felicidad no se encuentra en la comodidad de la rutina. 

¿Te sientes identificada?

¿Quién lo descubrió?

El síndrome del explorador es un concepto que acuñó Marvin Zuckerman (1928-2018), Doctor en Psicología Clínica en la Universidad de Nueva York, cuando investigó su teoría de la personalidad.

Según el modelo de la personalidad de Zuckerman, la búsqueda de sensaciones implica la necesidad de recibir nuevas sensaciones provenientes de experiencias que pueden incluso suponer un riesgo físico para la persona. 

En opinión de Zuckerman, nuestra vida cae en la rutina cada cinco a siete años. Para las personas con alta apertura a la experiencia, esta rutina implica una necesidad radical de cambio. 

Es decir, aunque en su momento se hayan sentido plenos y las condiciones sigan siendo igual de favorables, este tipo de personalidad siente que ya encontró el patrón y entró en un bucle de repetitividad. Y por tanto, necesita iniciar algo nuevo o cambiar el rumbo de su vida.

Características del Síndrome del explorador

mujer dando la mano para acompañarte

¿Te has identificado con lo anterior? Pues ahora vamos a ver qué caracteriza a una persona con síndrome del explorador.

  1. Aman los retos, buscan aquello que les motiva y les hace sentir energizados. De esta manera escapan del aburrimiento. 
  2. Se sienten atraídos por la novedad y por todo lo que sea diferente. 
  3. Les encanta conocer a nuevas personas. Esta es una forma de vivir otras experiencias y aventuras aunque sea como espectador. 
  4. Aman los nuevos comienzos. Para algunas personas, la curva del aprendizaje al emprender un nuevo proyecto es pesada tanto física como emocionalmente. Pero para los exploradores es todo un reto. Disfrutan el camino en lugar de perseguir la meta. Quizás esta característica te resuene con alguna de las fortalezas de los multipotenciales.
  5. Tienen miedo de encasillarse. Por eso, constantemente cambian de área, agregan nuevas habilidades a la que ya tienen, o inician nuevos proyectos. Son el tipo de persona que de un año a otro, ya no sabes a qué dedican su tiempo ni cuál es su profesión. Si esto te resuena, te invito a que hagas este test para descubrir más sobre ti.
  6. Para el explorador la constancia en su vida no es sinónimo de tranquilidad sino de pérdida de tiempo. Se ahoga en las rutinas.
  7. Sienten placer por el aprendizaje, por conocer cosas nuevas, aunque signifique empezar de cero y ser visto como un principiante.

¿Cuáles son las fortalezas de una personalidad con síndrome del explorador?

Al ser enamorados de las nuevas aventuras, las personas con síndrome del explorador son apasionadas de los retos y se atreven con un sí a cada reto que se les presente. 

Son fanáticos del aprendizaje y además, debido a ese interés por el aprendizaje, son personas que aprenden rápido.

Debido a la velocidad con la que aprenden, podemos decir que son un perfil de mente abierta con capacidad para crear sinergias y encontrar la unión de conceptos entre diferentes áreas.

Son personas iniciadoras de proyectos y emprendedoras por naturaleza. Esto no significa que necesiten emprender un negocio por su cuenta, pero sí esa flexibilidad y aprendizaje continuo que supone emprender.

En tiempos de incertidumbre como los actuales, son las personas más flexibles las que se adaptan al cambio y las que se esfuerzan por aprender y seguir las nuevas corrientes. Esto es importante porque es una habilidad muy demandada en empresas.

mujer paseando en la cima de la montaña

Son más creativos que los demás porque la creatividad requiere exploración, experimentación y descubrimiento. De aquí surge el concepto de embudo creativo que se crea en aquellos que presentan este rasgo en su personalidad.

Embudo creativo

El embudo creativo es un proceso similar al concepto de jardín de las ideas de Elena Madrigal.

Consiste en una red en la que van entrando conocimientos y aprendizajes hasta que se van conectando entre sí y surgen nuevas ideas disruptivas.

Es interesante porque se genera entre conceptos que a simple vista pueden no tener nada en común pero que un explorador descubre y une.

Debilidades de una personalidad con síndrome del explorador

  • Son personas permanentemente insatisfechas. Esto puede provocar que no disfruten su presente el tiempo suficiente porque creen que podrían estar en un lugar mejor. El enemigo de lo bueno es “lo mejor”, y ellos pueden estar en esa búsqueda incansable del más y más.
  • Su afán de cambio puede llevarles a querer cambiar cosas que ya están bien. Por ejemplo, si son emprendedores, puede que modifiquen imagen de marca, servicios, etc. y esa inconsistencia no les permita asentarse en el mercado.
  • Puede rechazar opciones de futuro prometedoras por el miedo a atarse y estancarse. Si a un explorador le ofrecen un buen puesto de trabajo, pero con contrato obligatorio de larga duración, el miedo a permanecer en lo mismo puede nublar su decisión. 
  • El interés por aprender puede llevarles a saltar demasiado a menudo entre campos. Esta inconsistencia puede dar problemas en el trabajo y que les cueste encontrar un buen contrato. En vez de eso, deben procurar adquirir habilidades que complementen su área actual de trabajo o combinar sus aficiones como un multipotencial.
  • La mente puede jugarles malas pasadas en un mundo no apto para exploradores. Cuando abandonan o saltan entre proyectos pueden enfrentarse a comentarios despectivos. Por eso, es importante trabajar el autoconocimiento y la mentalidad.

Cuéntame, ¿Te sientes identificado con el síndrome del explorador? ¿qué características te definen?

Detrás de este artículo...

¿Te ha resultado útil? Compártelo

Únete a Pequeñas dosis

La newsletter de Pequeñas Dosis es un espacio personal en el que te cuento lo que siento y lo que vivo al emprender,  además de compartir material que te ayude en tu camino como emprendedora. Son cartas con las que busco inspirarte para que te expreses y compartas conmigo tus experiencias.

Más artículos para ti

mujer en el bosque explorando

Síndrome del explorador

El síndrome del explorador consiste en la necesidad de explorar continuamente nuevos horizontes, conocer a otras personas, experimentar aventuras y vivir retos… Hablamos de personas que necesitan variedad y novedad.

¿Tú qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
pequeñas dosis - logo

Únete a Pequeñas Dosis

Suscríbete a mi newsletter: mi espacio de emprendedora más personal, pensado para removerte por dentro y hacer brillar a la empresaria que llevas dentro. 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsables: Sofía Mateo (Pequeñas Dosis)
Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones relacionadas con Pequeñas Dosis a través de correo electrónico.
Legitimación: Consentimiento de la interesada.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected]ñasdosis.com.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.

pequeñas dosis - logo

Únete a Pequeñas Dosis

Suscríbete a mi newsletter: mi espacio de emprendedora más personal, pensado para removerte por dentro y hacer brillar a la empresaria que llevas dentro. 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsables: Sofía Mateo (Pequeñas Dosis)
Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones relacionadas con Pequeñas Dosis a través de correo electrónico.
Legitimación: Consentimiento de la interesada.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected]ñasdosis.com.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.